top of page
  • Foto del escritorJuan Pablo Culasso

El Braille en el siglo XXI: Líneas Braille, audiolibros y la importancia del tacto en la lectura!

Actualizado: 6 may 2023

¡Hola a todos! Soy Juan Pablo Culasso, una persona con discapacidad visual de nacimiento, y hoy quiero hablarles sobre cómo la lectura ha sido parte fundamental de mi vida. Quiero compartir con ustedes cómo ha evolucionado el sistema Braille y por qué, a pesar de las nuevas tecnologías, leer en Braille sigue siendo una experiencia única e insustituible para nosotros, las personas ciegas.


El sistema Braille, desarrollado por Louis Braille en el siglo XIX, es el lenguaje táctil que nos permite leer y escribir a través de combinaciones de puntos en relieve. Desde mi infancia, el Braille ha sido mi principal medio de alfabetización y acceso a la información. Aunque algunos creen que el Braille está desapareciendo, en realidad se ha transformado y adaptado a las nuevas tecnologías.


Un ejemplo de esto son las líneas Braille, dispositivos electrónicos que se conectan a computadoras o dispositivos móviles y nos permiten leer texto en Braille en tiempo real. Estas líneas Braille cuentan con celdas compuestas por pequeños puntos que se elevan y descienden para formar los caracteres Braille, permitiéndonos leer cualquier texto digitalizado. Así, la lectura en Braille sigue siendo relevante y accesible en la era digital.


Los audiolibros son otra alternativa que ha ganado popularidad en los últimos años. Aunque pueden ser útiles en ciertas situaciones y disfrutados por personas con o sin discapacidades visuales, para nosotros, las personas ciegas, no reemplazan completamente la experiencia de leer en Braille. La lectura táctil nos permite tener un contacto directo con las palabras, y es una experiencia única que no puede ser replicada por la audición.


Primer plano de la línea BrailleSense, el dedo de Juan pasa sobre la lía de lectura táctil
Foto de línea BrailleSense

Como persona ciega, la importancia del tacto en la lectura es fundamental. A través del Braille, puedo tocar y sentir cada palabra, lo que me permite comprender el texto de manera más profunda e íntima. Los audiolibros no ofrecen la misma experiencia, ya que no nos permiten tener ese contacto directo con las palabras y las ideas que se expresan en el texto.


En conclusión, el sistema Braille ha evolucionado y se ha adaptado a las nuevas tecnologías, como las líneas Braille, permitiendo que la lectura táctil siga siendo accesible en el siglo XXI. Aunque los audiolibros pueden ser útiles en ciertas situaciones, no pueden reemplazar la experiencia única e insustituible de leer en Braille para las personas ciegas. La importancia del tacto en nuestra lectura es fundamental, y nos permite disfrutar de la literatura y el conocimiento de una manera que va más allá de lo que los audiolibros pueden ofrecer.


Si quieres obtener más información, o contratar a un consultor especializado en inclusión y accesibilidad, no dudes en ponerte en contacto. Juntos podemos hacer realidad este sueño por un mundo mas accesible e incluyente.

49 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page